Primeros pastores del Movimiento Cristiano y Misionero Boliviano

Jose Abelardo Cabrera
Jose Abelardo CabreraYACUIBA
Pastor de la iglesia de Yacuiba
Julio Ordoñez
Julio OrdoñezPASTOR DE TARIJA
Pastor de la iglesia de Tarija.
Llego a Bolivia el 1 de octubre de 1970

Presbíteros del Movimiento Cristiano y Misionero Boliviano

Jose Abelardo Cabrera
Jose Abelardo CabreraYACUIBA
Pastor de la iglesia de Yacuiba
Damaso Guanca
Damaso GuancaCOCHABAMBA
Pastor de la iglesia central de Cochabamba
Fernando Semo
Fernando SemoCAMARGO
Pastor de la iglesia de Camargo
Jose Figueroa Rojas
Jose Figueroa RojasSANTA CRUZ
Pastor de la iglesia de Santa Cruz

Colaboradores del presbiterio Movimiento Cristiano y Misionero Boliviano

Teofilo Castro YurquinaVILLAMONTES
Pastor de la iglesia e Villamontes
Florencio Copa ChoqueVILLAZON
Pastor de la iglesia de Villazon

Quienes Somos

ESTATUTOS DE LA INSTITUCION EVANGELICA

“MOVIMIENTO CRISTIANO Y MISIONERO BOLIVIANO”

Artículo Primero.- NOMBRE Y DOMICILIO: Queda constituido en esta capital, con domicilio legal en calle Ladislao Cabrera N°378 mezanine Of 5, una institución Evangélica Cristiana con el nombre de “MOVIMIENTO CRISTIANO Y MISIONERO BOLIVIANO”.

Articulo Segundo.- Los fines y propósitos son:

  1. Reunirse para el culto de adoración a Dios
  2. Propagar el evangelio, tanto en sus proyecciones espirituales y eternas, como en lo que atañe a la moralidad pública, la consolidación de la familia, la paz, la honestidad y todo aquello que constituye al mejoramiento social.
  3. Establecer y  mantener iglesias, seminarios, institutos, escuelas, orfanatorios, hogares de protección y otras instituciones de bien común en todo el territorio nacional.
  4. Cultivar la fraternidad y cooperación con otras iglesias y denominaciones cristianas.
  5. Publicar revistas, libros, folletos y toda clase de literatura evangélica.
  6. Hacer obra de beneficencia dentro de los medios posibles, auxiliando mora, espiritual y material a los desamparados.
  7. Adquirir, construir y mantener bienes raíces necesarios para la obra Evangélica.

Artículo Tercero.- A los efectos del cumplimiento de sus propósitos y con el objeto de afianzarlos el “MOVIMIENTO CRISTIANO Y MISIONERO BOLIVIANO” podrá como sujeto de derecho, adquirir derechos y contraer obligaciones sin restricciones. Podrá entre otras cosas y a titulo ejemplificativo compra y vender, hipotecar, construir y subdividir, tomar o dar en arriendo y recibir donaciones o legados de otra clase de bienes, sean muebles, inmuebles o semovientes, operando con amplitud con los bancos existentes en el territorio nacional y con toda otra Institución Bancaria Oficia, privada o mixta, creada o a crearse, Nacional o extranjera con arreglo a sus disposiciones orgánicas. Podrá aceptar asimismo la escrituración a su nombre a título de custodia, de propiedades y muebles adquiridos por la iglesia e Institución Evangélica cuando estas lo soliciten, por carecer de personería jurídica o por cualquier otro motivo que se estime conveniente y justificado. Asimismo la institución no podrá enajenar, hipotecar, donar aquellos muebles, inmuebles que estén a título de custodia. Para poder hacerlo, llevado el caso, tendrán que tener el total consentimiento del Pastor y los miembros del inmueble afectado. Por otro lado, todo inmueble que es escriturado a nombre de “MOVIMIENTO CRISRIANO Y MISIONERO BOLIVIANO” no podrá ser enajenado sin el consentimiento de la asamblea.

Artículo Cuarto.- El patrimonio se compone:

  1. De los bienes muebles, inmuebles o de cualquier otro tipo que posea en la actualidad y de los que adquieran en lo sucesivo por cualquier título, así como de las rentas que los mismos produzcan.
  2. Con las ofrendas, donaciones, cesiones, subvenciones que se le acuerden y en general con los ingresos a que alude el artículo tercero.

Artículo Quinto.-      Los miembros o asociados del “MOVIMIENTO CRISRIANO Y MISIONERO BOLIVIANO” se dividen en dos categorías, a saber:

  1. Ministros
  2. Laicos

Para ser adquirido dentro de la categoría a) se requiere ser Ministro de alguna Iglesia que se encuentre vinculada, reconocida o admitida por esta Asociación. Para ser admitido como asociados categoría b) se requiere haber hecho pública manifestación de fe en nuestro Señor Jesucristo y de haber sido bautizado en aguas. Los asociados de la categoría a) serán admitidos previa aprobación del consejo Directivo, en la primera reunión que se celebra a contar de la solicitud de ingreso.

Artículo Sexto.-   Los asociados cesaran en su carácter de tales por fallecimiento, renuncia o expulsión. Las causas de expulsión no podrán ser sino las siguientes.

  1. Falta al cumplimiento de las obligaciones impuestas por los Estatutos o Reglamentos.
  2. Observar una conducta inmoral.
  3. Haber cometido actos graves de deshonestidad o engaño o tratado de engañar a la Asociación para obtener un beneficio económico a costa de ello.
  4. Hacer voluntariamente daños a la Asociación, provocar desórdenes graves en su seno u observar una conducta que sea notoriamente perjudicial a los intereses sociales.
  5. Haber perdido las condiciones requeridas en este estatuto para ser asociado. Las expulsiones deberán ser dispuestas por el Presbiterio y su resolución si el afectado no lo admitiese por escrito, quedara automáticamente apelada a la primera Asamblea Ordinaria que realice la Asociación debiendo incluirse obligatoriamente en el “orden del día” este punto. Mientras no se celebre la Asamblea y dicte la resolución definitiva, el asociado quedara suspendido en el ejercicio de sus derechos. Si el imputado deseara que su caso se trate en una Asamblea Extraordinaria especial reunida al efecto, deberá hacerlo saber por escrito siendo a su cargo los gastos de traslado, correspondencia, etc. Que origine dicha Asamblea Extraordinaria.

Artículo Séptimo.-          Son deberes de los miembros:

  1. Contribuir en las medidas de sus posibilidades a formar el Patrimonio de la institución.
  2. Respetar y cumplir las disposiciones de los presentes estatutos y resoluciones aprobadas por el consejo Directivo, Presbiterio y las asambleas. Son derechos de los miembros con veintiún años de edad cumplidos o más, el participar de la vida institucional de dirección, ejercer derecho de voto en las Asambleas y ser elegidos para integrar los órganos previstos en este Estatuto. Los menores de veintiún años tendrán iguales derechos que los mayores, a excepción del voto y de ser electo para desempeñar cargos en la Institución.

Artículo Octavo.-             Los miembros de la Asociación no recibirán remuneración alguna, y todos los servicios que prestaren serán de carácter voluntario y gratuito, no teniendo derecho o acción alguna en caso de cesación o retiro, sea por causa que fuere. No obstante, por resolución de la Asamblea tomada por dos tercios de votos presentes, podrán asignarse remuneraciones aquellas personas que sean miembros o no, presten servicios especiales requeridos por las Asociación.

Artículo Noveno.-     Las Asambleas serán ordinarias y extraordinarias. Las ordinarias se celebrarán anualmente dentro de los tres meses de finalización el ejercicio económico y las extraordinarias cuando así lo resuelva el Consejo Directivo de “motu proprio” o a pedido por escrito del Presbiterio de las Comisión Revisora de Cuentas o de una cuarta parte de los miembros registrados debiendo celebrarse dentro de los veinte días de la petición.

Articulo Decimo.-            En la Asamblea Ordinaria se consideran la Memoria y Balance Anual: Inventarios cuentas de gastos y recursos e informe de la comisión revisora de cuantas. Se designaran los miembros del Consejo Directivo, Presbiterio y se trataran todos los asuntos exclusivos incluidos en orden del día preparados por el Consejo Directivo. El cierre del ejercicio económico se hará a los treinta días de Diciembre de cada año.

Artículo Décimo Primero.–  Todos los miembros activos, con veintiún años de edad cumplidos o más, presentes tendrán voz y voto. Con treinta días de anterioridad a toda la Asamblea, como mínimo, se confeccionara por medio del Consejo Directivo una lista de miembros en condiciones de votar, la que será puesta a disposición de la membresía, mediante exposición pública en la sede de la Asociación.

Artículo Décimo Segundo.-    La Asamblea es la única facultada para:

  1. Autorizar la compra, venta, permuta, cesión, subdivisión, hipoteca o constitución de otros gravámenes sobre bienes inmuebles y en general su donación y/o transferencia. A este efecto podrá disponer un tope máximo de inversión por ejercicio dejando librado al Concejo Directivo la atribución de determinar las operaciones.
  2. Reformar los estatutos.
  3. Expulsar los miembros.
  4. Disolver o fusionar la Institución.

Artículo Décimo Tercero.-    La convocatoria a las Asambleas deberá hacerse con veinte días de anticipación a la fecha designada, por medio de circulares que se remitirán por correo “certificadas con aviso de retorno” en el domicilio constituido de cada asociado, al que se le considera notificado por el hecho del envió de la circular. También se efectuarán publicaciones por una sola vez en un periódico de circulación regular en el territorio nacional.

Artículo Décimo  Cuarto.-   Cualquier podrá pedir que se incluya en el Orden del Día la consideración de un asunto siempre que se encuentre apoyado por cinco miembros y que lo haga por escrito al Consejo Directivo con treinta días de anticipación a la convocatoria.

Artículo Décimo Quinto.-     La Asamblea dará principio a la hora fijada siempre que se halle presente la mitad más uno de sus miembros con derecho a voto. No habiendo “quórum” y transcurrida media hora después de la primera convocatoria podrá sesionar en segunda convocatoria hasta con una tercera parte del número de los miembros con derecho a voto. No conseguida esta cantidad se hará una tercera convocatoria para quince días después. Si volviera a acontecer que no hubiera el “quórum” indicado para la primera y segunda convocatoria, sesionara media hora después con el número presente, en cuarta convocatoria, siempre que no sea inferior al total de miembros titulares del Concejo Directivo.

Artículo Décimo Sexto.-   Para que un asunto sea aprobado en una Asamblea, requiere contar por lo menos con la mitad más uno de los votos de los asistentes. Se necesitaran las dos terceras partes de los votos de los asistentes, cuando sea para la reforma de los estatutos, fusión o disolución y para fijar remuneraciones (artículo noveno).

 

Artículo Decimo Séptimo.-    La Institución estará representada por un Consejo Directivo formado por: Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y dos Vocales titulares y un Vocal suplente.

Artículo Décimo Octavo.-      Para formar parte del Consejo Directivo se requiere:

  1. Ser miembro fundador de la institución o tener antigüedad mínima de tres años como miembro.
  2. Acreditar una actuación continuada.
  3. Tener o ser mayor de veintiún años.
  4. Saber leer y escribir.
  5. Gozar de muy buen concepto dentro y fuera de la Institución.

DE LOS MIEMBROS DE LA COMISION

Artículo Décimo Noveno.-   Son atribuciones del Consejo Directivo:

  1. Cumplir y hacer cumplir los Estatutos y Reglamentos y acuerdos de la Institución.
  2. Dirigir y administrar la Institución.
  3. Considerar la aceptación y transferencia de bienes, obtención de créditos y otros recursos y presentarlos a la Asamblea para su aprobación si lo exigiere este estatuto.
  4. Designar en cada caso las personas que han de suscribir los instrumentos públicos y privados relativos a los distintos contratos que la Institución hubiera de celebrar.
  5. Convocar a Asamblea Ordinaria y Extraordinaria.
  6. Reunirse cada noventa días o cada vez que el Presidente, dos miembros del Consejo Directivo o la mayoría simple del Presbiterio lo creyera necesario.
  7. Poner a consideración de la Asamblea las Memorias y Balance, Inventario y Cuotas de ganancias y pérdidas e informe de la Comisión Revisora de Cuentas y demás informes que se le solicitaren.

Artículo Vigésimo.-         el Consejo Directivo podrá sesionar como mínimo con la presencia de la mitad más uno de los miembros titulares, aprobándose sus resoluciones por mayoría simple de voto. Las reuniones ordinarias del Consejo Directivo serán convocadas por circular simple y las extraordinarias por carta certificada o telegrama dentro de los diez días de haber sido solicitadas. El miembro que faltare a la misma sin justificación a juicio del mismo Consejo Directivo, podrá ser separado de su cargo, aplicándose para la apelación el mecanismo del artículo sexto.

DEL PRESIDENTE

Artículo Vigésimo Primero.-    El Presidente y en caso de su impedimento el Vicepresidente dirige y preside la Asamblea y las reuniones del Consejo Directivo convocando a estas y aquellas por medio de Secretaria y en sus reuniones tiene voz y voto en los debates, y coto decisivo en caso de empate. Firma juntamente con el secretario las actas de cada reunión, autoriza los pagos del Tesorero, firmando individualmente las órdenes y otros documentos, firma asimismo con el Secretario toda la correspondencia de la Institución.

Artículo Vigésimo Segundo.-      El Presidente es el representante legal de la Institución y dirige su marcha y administración general.

DEL VICEPRESIDENTE

Artículo Vigésimo Tercero.-   El Vicepresidente reemplazara en todos sus actos al Presidente en caso de enfermedad, ausencia, renuncia o fallecimiento hasta la primera Asamblea General ordinaria que designara su reemplazante.

DEL SECRETARIO

Artículo Vigésimo Cuarto.-   Son sus atribuciones y obligaciones:

  1. Secundar las funciones administrativas del Presidente y Vicepresidente.
  2. Redactar las Actas de las Sesiones del Consejo Directivo y Asambleas.
  3. Refrendar la firma del Presidente en todos los documentos sociales.
  4. Llevar un registro de todos los miembros y el Archivo de la Institución. En caso de enfermedad, ausencia, renuncia o fallecimiento será remplazado en todos sus actos por el Prosecretario, reemplazando a este el primer vocal.

DEL PROSECRETARIO.    Son sus atribuciones y obligaciones: colaborar con los demás miembros del Consejo Directivo en todas las funciones y remplazar al Secretario en su cargo en caso de enfermedad, ausencia, renuncia o fallecimiento.

DEL TESORERO.

Artículo Vigésimo

Quinto.-                              Son sus atribuciones y obligaciones

  1. Recibir los ingresos y pagar las órdenes autorizadas por el Presidente y refrendadas por el secretario.
  2. Llevar la contabilidad social.
  3. Preparar anualmente los balances.
  4. Presentar en cada reunión al Consejo Directivo un estado de caja y demás movimientos. En caso de enfermedad, ausencia, renuncia o fallecimiento será reemplazado en todos sus actos por el Vocal Titular.

EL PROTESORERO.-         Son sus atribuciones y obligaciones: colaborar con los demás miembros del Consejo Directivo en todas las funciones y remplazar al Tesorero en su cargo en caso de enfermedad, ausencia, renuncia o fallecimiento.

DE LOS VOCALES

Artículo Vigésimo Sexto.-    Los vocales titulares colaboran con los demás miembros del Consejo Directivo en todas sus funciones y en caso de enfermedad, ausencia, renuncia o fallecimiento de algún miembro con cargo, lo remplazara hasta la primera Asamblea General Ordinaria que designara su sustituto definitivo. El vocal suplente ocupara el lugar del vocal titular que pasara a desempeñar la vacancia del cargo desierto. En caso de que el Consejo Directivo quedare reducido a menos de la mitad más uno de la totalidad de sus miembros, aun incorporado el suplente, la minoría restante convocara a Asamblea dentro de los quince días a efecto de cubrir los cargos vacantes.

Artículo Vigésimo Séptimo.-    Las comisiones asesora están integradas por un mínimo de tres miembros de cada una, debiendo tener todos sus integrantes veintiuno o más años de edad y una antigüedad no menor a un año en la Institución. Será designado por el Consejo Directivo y constituirán sus funciones en asesorar a este cuando les sea requerido. Tendrán mandato por un año, a contar de su nombramiento.

Artículo Vigésimo Octavo.-    Los miembros para la integración del Consejo Directivo serán elegidos en Asamblea Ordinaria. Su número será de siete y los cargos se distribuirán en el seno de dicho Consejo salvo el Presidente cuya designación corresponderá a la Asamblea. El Presidente tendrá doble voto en caso de empate en las decisiones.  Los miembros del Consejo pueden ser reelectos total o parcialmente y durante dos años en sus funciones.

DE LAS COMISIONES COLABORADORAS

Artículo Vigésimo Noveno.-    Quedan constituidas las siguientes comisiones colaboradoras:

  1. EL Presbiterio.
  2. Comisión Revisora de Cuentas.

Artículo Trigésimo.-        El Presbiterio tendrá las siguientes funciones:

  1. Juzgar la conducta de los asociados conforme a lo estipulado en el artículo sexto de este Estatuto.
  2. Presentar su asesoramiento para todos aquellos asuntos en que sean requeridos por el Consejo Directivo, produciendo directamente por escrito.

Artículo Trigésimo Primero.-    La Comisión Revisora de Cuentas actuará cuidando de no entorpecer la regularidad de la administración de la Asociación y tendrá las siguientes atribuciones y deberes:

  1. Examinar los libros y documentos de la Asociación por lo menos cada tres meses.
  2. Asistir a las sesiones del Consejo Directivo cuando lo estime conveniente.
  3. Fiscaliza la administración, comprobando el estado de Caja y la existencia de los títulos y valores de toda especie cada vez que lo estime pertinente.
  4. Dictaminar sobre la Memoria, Inventario, Balance General y Cuentas de Gastos y Recursos prestados por el Consejo Directivo.
  5. Convocar a Asamblea Ordinaria cuando omitiere hacerlo el Consejo Directivo.
  6. Solicitar la convocación de Asamblea Extraordinaria cuando lo juzgue necesario, poniendo los antecedentes que fundamentan su pedido en conocimiento del Concejo Directivo y del Presbiterio.
  7. Vigilar las operaciones de liquidación de la Asociación.

Artículo Trigésimo Segundo.-    La Comisión Revisora de cuentas estará integrada por tres miembro, cualquiera de ellos, sea Ministros o Laicos indistintamente, durante un año en sus funciones y la elección se efectuará por Asamblea Ordinaria. Las resoluciones se tomaran por simple mayoría de votos y para las reuniones se seguirá el procedimiento indicado por el Consejo Directivo. Por esta única vez la designación de los miembros de la Comisión Revisora de Cuentas se efectuará por designación directa de la Comisión Directiva.

Artículo Trigésimo Tercero.-   Todas las afiliadas al Movimiento Cristiano y Misionero Boliviano son autónomas en sus decisiones, siempre que ésta estuvieren encuadras en las normas Bíblicas y  a estos estatutos y también deberán reconocer a la Comisión Directiva elegida en cada Asamblea como autoridad legal y su representante ante las autoridades de Gobierno. El presbiterio es la máxima autoridad de toda la organización, ya que esta Institución es eminentemente espiritual.

Artículo Trigésimo Cuarto.-   Estos Estatutos comenzarán a regir a partir de la fecha de aprobación.

Cochabamba, 16 de mayo de 1988

Misión

mision

Visión

Visión

DIOS

ES

AMOR

Conectate

Ingresa a nuestras redes sociales.